Día Mundial de la Bicicleta

En 2018, la Asamblea de Naciones Unidas declaró el 3 de junio como el día Mundial de la Bicicleta.

Un vehículo sostenible que promueve el crecimiento económico, reduce las desigualdades, contribuye a un aire más limpio y refuerza la lucha contra el cambio climático. Fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Con la celebración del Día de la Bicicleta, la ONU anima a los países miembros a promover el uso de la bicicleta para fomentar el desarrollo sostenible, promover el ejercicio físico, prevenir enfermedades relacionadas con la contaminación o con el sedentarismo y convertirse en una alternativa viable a medios de transporte contaminantes.

Para ello, es preciso desarrollar infraestructuras y planes de seguridad vial que permitan circular por las ciudades de una forma segura a este medio limpio, sostenible, económico y saludable.

 

Transcribimos la resolución de la Asamblea General sobre el Día Mundial de la Bicicleta :

 

 

La Asamblea General,

Reconociendo la contribución del deporte al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, como afirmó en sus resoluciones 60/1, de 16 de septiembre de 2005, y 65/1, de 22 de septiembre de 2010,

Recordando que en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible1, entre otras cosas, se reconoció el deporte como importante facilitador del desarrollo sostenible,

Reconociendo además la necesidad de fortalecer y de seguir coordinando esfuerzos a todos los niveles, especialmente en el marco de asociaciones de múltiples interesados, a fin de aprovechar al máximo el potencial de la bicicleta para contribuir al logro de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas de la Agenda 2030, y de una cultura de paz,

Reafirmando sus resoluciones 53/199, de 15 de diciembre de 1998, y 61/185, de 20 de diciembre de 2006, relativas a la proclamación de años internacionales, y la resolución 1980/67 del Consejo Económico y Social, de 25 de julio de 1980, relativa a los años y aniversarios internacionales, en especial los párrafos 1 a 10 de su anexo sobre los criterios convenidos para la proclamación de años internacionales, así como los párrafos 13 y 14, en los que se establece que no debe proclamarse día ni año alguno sin que se hayan hecho antes los arreglos básicos necesarios para su organización y financiación,

Recordando la Nueva Agenda Urbana, aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), que se celebró en Quito del 17 al 20 de octubre de 20162,

Reconociendo la singularidad, la longevidad y la versatilidad de la bicicleta, que lleva en uso dos siglos, y que constituye un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud, Reconociendo que la sinergia entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social y ofrece a este último un conocimiento de primera mano del entorno local, y reconociendo también el hecho de que la bicicleta puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte,

Poniendo de relieve que la bicicleta es un símbolo del transporte sostenible y transmite un mensaje positivo para fomentar el consumo y la producción sostenibles, y que repercute beneficiosamente en el clima,

Reconociendo la función que desempeñan el sistema de las Naciones Unidas y sus programas en los países para apoyar a los Estados Miembros, cuando así lo soliciten, en la promoción del desarrollo social mediante el deporte y la educación física, incluido el uso de la bicicleta,

Poniendo de relieve el papel sumamente importante de las alianzas público-privadas productivas para financiar los programas destinados a organizar concentraciones de bicicletas en favor de la paz y el desarrollo, la preservación del medio ambiente, el desarrollo institucional y la infraestructura física y social, Observando que las grandes competiciones ciclistas internacionales y locales deberían organizarse en un espíritu de paz, entendimiento, amistad, tolerancia e inadmisibilidad de discriminación de cualquier tipo, y que se debe respetar la naturaleza unificadora y conciliadora de dichos eventos,

1. Decide proclamar el 3 de junio Día Mundial de la Bicicleta;

2. Invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales competentes, las organizaciones deportivas internacionales, regionales y nacionales, la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, y todos los demás interesados pertinentes a que cooperen en la celebración del Día Mundial de la Bicicleta, lo conmemoren y creen conciencia al respecto;

3. Alienta a los Estados Miembros a que otorguen una atención especial a la bicicleta en las estrategias de desarrollo intersectoriales y a que la incluyan en las políticas y los programas de desarrollo internacionales, regionales, nacionales y subnacionales, según proceda;

4. Alienta también a los Estados Miembros a mejorar la seguridad vial y a integrarla en la planificación y el diseño de infraestructuras sostenibles de movilidad y transporte, en particular mediante la adopción de políticas y medidas dirigidas a proteger y promover activamente la seguridad peatonal y la movilidad en bicicleta, con miras a obtener resultados más amplios en materia de salud, en particular la prevención de lesiones y enfermedades no transmisibles;

5. Alienta a los interesados a poner de relieve y promover el uso de la bicicleta como medio para fomentar el desarrollo sostenible, reforzar la educación de los niños y los jóvenes, incluida la educación física, promover la salud, prevenir las enfermedades, fomentar la tolerancia, el entendimiento y el respeto y facilitar la inclusión social y la cultura de paz;

6. Alienta a los Estados Miembros a adoptar las mejores prácticas y los medios para promover la bicicleta entre todos los miembros de la sociedad y, a este respecto, acoge con beneplácito las iniciativas encaminadas a organizar marchas de bicicletas en los niveles nacional y local como medio de fortalecer la salud física y mental y el bienestar y desarrollar una cultura de la bicicleta en la sociedad;

7. Solicita al Secretario General que señale la presente resolución a la atención de todos los Estados Miembros y las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

8. Destaca que el costo de todas las actividades que puedan derivarse de la aplicación de la presente resolución deberá sufragarse mediante contribuciones voluntarias.

82a sesión plenaria 12 de abril de 2018

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.