Desempaquetando la luz laser para bicicleta Blaze Laserlight

Por fin hemos podido encontrar un rato para hablaros de lo que ha sido nuestra experiencia con Blaze Laserlight. En este post os hablaremos del desempaquetado y montaje de esta luz láser para bicicleta.

Empecemos por el packaging de Blaze. Nada más recibirlo te das cuenta que es un producto bien hecho con un packaging muy cuidado. En la práctica es una caja telescópica envuelta por un cartón con un gran acabado, un diseño muy elaborado y la información básica sobre el producto en la parte trasera. Al más puro estilo de los relojes suizos.

Una vez abierta te encuentras con lo siguiente:

  • Laserlight
  • Cable de carga USB
  • Soporte de montaje
  • Llave Allen 4 mm
  • Inserciones de goma (1, 2 y 4 mm de espesor)
  • Manual de instrucciones

Cada item bien alojado en un compartimento diseñado específicamente.

blaze laserlight packagingblaze laserlight accesorios

Como consejo, abre la caja con cuidado, ya que el Laserlight no está fijo en su alojamiento y si lo abres con mucho brío, te podrías encontrar que tu primera experiencia con él es… que lo tengas que recoger del suelo. Ya habrá tiempo para eso 😉

Una vez abierto, no puedo esperar más. Lo pongo a cargar para probar esta luz láser para bicicleta lo antes posible. (esto no es realmente necesario ya que viene con la batería a medio cargar, pero yo no quiero quedarme a medias con mi prueba). El cable de carga se conecta a cualquier puerto USB y al Laserlight a través de los pequeños pins circulares que veis en la imagen, quedando fijo gracias, oh sorpresa!, un magnífico y cómodo sistema magnético.

El sistema además te indica el nivel de la batería a través de un código de colores:
0-20% Rojo parpadeante
20-50% Rojo fijo
50-80% Azul parpadeante
80-100% Azul fijo

Mientras se carga, aprovecho para montar el soporte sobre el manillar de mi bici. En la caja viene todo lo necesario para montarlo, como una llave allen y 3 inserciones de goma de diferentes tamaños, para que puedas adaptarla mejor al manillar de tu bici. Según Blaze, es compatible con el 90% de manillares. En mi caso yo lo he montado sobre una Brompton (para los ajenos, manillar de diámetro fino), utilizando para ello la goma de mayor espesor, y queda perfectamente fijo.

En cuestión de 1 minuto el soporte está montado. Sin exagerar, es una operación que puede realizar cualquiera, por manazas que seáis (creedme, yo lo soy, y mucho). Solo hay que “abrazar” el manillar con el soporte, y fijarlo con el tornillo que lleva haciendo uso de la llave Allen.

Tras esperar aproximadamente 30 minutos, compruebo que el laserlight ya me da luz azul parpadeante (recordad, más de un 50% de carga) y decido montarlo para la prueba, no habiendo caído que es de día y que tendré que esperar a la noche para probarlo “de verdad”. Mi gozo en un pozo. Sin embargo decido montarlo sobre el soporte para ver “como queda”. El Laserlight dispone de un pin metálico que se inserta sobre el agujero disponible en el soporte y de un sistema “click” para que quede fijo.

blaze laserlight accesoriosluz laser blaze

Una vez dispones de todo el conjunto montado, uno se da cuenta de que los materiales utilizados para su construcción son de calidad. De hecho, el cuerpo del Laserlight recuerda al Unibody de los MacBook de Apple. No en vano, y tras indagar un poco, descubrí que el proveedor es el mismo. El fabricante me comentaba que un periodista de primer nivel inglés que lo probó afirmó que “SI APPLE HUBIERA DISEÑADO UNA LUZ DE BICICLETA, SERÍA EXACTAMENTE ESTA”.

Ahora sí, se ha hecho de noche y ha llegado el momento de probarlo…
No os perdáis el siguiente post donde os explicaremos todos los detalles sobre nuestra prueba rodando con la luz laser para bicicleta Blaze Laserlight. Toda una experiencia!

2 replies on “Desempaquetando la luz laser para bicicleta Blaze Laserlight

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *