Radiografía del ciclista urbano

Cada día, unas 63.000 personas se desplazan en Bicicleta por Barcelona. Motivo por el cual, el Reial Automòbil Club de Catalunya (RACC) ha realizado el Barómetro del ciclista urbano para analizar este sector. Las conclusiones nos dejan luces de esperanza y sombras de preocupación.

El número de viajes en bici no deja de aumentar y lo ha hecho en un 56% desde 2010, gracias al bikesharing, la extensión de carriles bici, el clima suave y el aumento de la concienciación y necesidad de un trasporte urbano más saludable y sostenible. Sin embargo, los accidentes con ciclistas implicados lo han hecho en un 110%.

El estudio señala que hay que priorizar los carriles de sentido único, antes que los bidireccionales, ya que estos presentan mayor índice de peligrosidad

que son más peligrosos que los de sentido único, y mejorar los elementos de su entorno, como bordillos y postes, para evitar lesiones de los ciclistas, ya que la mayoría de accidentes que sufren estos son caídas. También recomienda proteger los entornos de los carriles bici, ya que los accidentes con bordillos o postes son los más comunes (44%) a gran distancia del atropellamiento de peatones (19%).

El perfil del ciclista urbano de Barcelona según el RACC y que publica el Periódico nos da una radiografía de la actividad y motivos de desplazamiento

Lo preocupante de esta radiografía es que los usuarios de bicicleta, para uso urbano, no somos conocedores de la normativa. La mitad de los ciclistas desconocen la ordenanza de circulación de estos vehículos en Barcelona, que determina entre otras cosas que solo se puede ir en bici en aceras de más de 4,5 metros, que es obligatorio el uso de señalización acústica (timbre) y visual (de noche hay que llevar luces delante y detrás, además de prendas reflectantes). El casco, que no es obligatorio (si para menores de 16 años), solo lo lleva el 35%.

Los ciclistas hemos de reclamar concienciación al resto de usuarios de la vía pública, pero hemos de ser conscientes de las acciones y elementos que nosotros mismos hemos de respectar y utilizar, ya que redunda no solo en nuestra propia seguridad, sino en la de todos los usuarios.

Otros elementos importantes que afectan a la seguridad del ciclista, y cuyo uso a normativa prohíbe, son los auriculares y el teléfono móvil. El 24% de los ciclistas lleva auriculares y el 10% usa el móvil mientras conduce.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *