El timbre, obligatorio para los ciclistas

Es posible que alguna vez te hayas cuestionado la obligatoriedad de ciertos elementos de prevención de riesgos cuando estabas sobre las dos ruedas. Hace tiempo resolvíamos la duda sobre el casco, y con este post ha llegado el turno del timbre.

De acuerdo con el artículo 22 del Reglamento General de Vehículos, los ciclos y bicicletas deberán disponer de «un timbre, prohibiéndose el empleo de otro aparato acústico distinto de aquél». La Ley no deja lugar a dudas, y lo cierto es que más de uno ha tenido que hacer frente a una multa que ronda los 200 euros y que no hace distinciones frente al desconocimiento de la regla. La razón a la que se apela tiene que ver exclusivamente con la seguridad: hacerse oír por el resto de vehículos y peatones. El timbre es un instrumento que permite avisar de nuestros próximos movimientos, especialmente cuando somos poco o nada visibles, por ejemplo, cuando un peatón invade el carril bici y vas a adelantarle.

¿Tu bici no tiene timbre o estás pensando en cambiar el actual y hacerte con uno más sofisticado y completo?
En Bikebitants la oferta se divide según la tipología del timbre: potentes, artesanales y magnéticos; todos ellos pensados para ajustarse a las necesidades de cada bicicleta y los gustos de cada ciclista.

Crane E-NE

El timbre Crane E-NE es uno de los más utilizados en todo el mundo. Su diseño atemporal y de calidad y su inconfundible diseño lo han convertido en una referencia en su categoría. Se trata de un producto fabricado artesanalmente en Osaka (Japón) a partir de aluminio o latón. ¿Te ha gustado? El Crane E-NE tiene un precio de 23,90 euros.

Crane Mini Suzu

Este modelo es una versión más económica del anterior modelo, el Crane E-NE. El timbre Crane Mini Suzo tiene un precio de entre 9,95 y 14,95 euros, según el color (dorado, plateado o cobre).

Hornit 140db

Si buscas potencia a la hora de hacer sonar tu timbre, este es tu modelo. El timbre para bicicleta Hornit 140db se posiciona como uno de los más sonoros del mercado, con hasta 140 decibelios, asegurando que efectivamente te haces oír por conductores y viandantes, especialmente cuando estos llevan la radio puesta o van escuchando música con sus auriculares, respectivamente. Es de un discreto color negro y forma alargada. Uno de los puntos fuertes de este timbre más allá de su potencia es la incorporación de un botón accionador que puede colocarse en cualquier punto del manillar de la bici que sea cómodo para apretar en momentos de emergencia, un pulsador para aquellos momentos en que apenas puedes mover tu mano porque es posible que debas avisar de tu presencia y activar los frenos en el mismo momento. El timbre Hornit 140db tiene un precio de 39,30 euros.

Nello

El timbre Nello tiene una graciosa forma de pelota, que puede ser de color gris, negro o rojo. En todos los casos el precio es de 19,90 euros. Nello es un timbre magnético que a través de una tira imantada queda fijado al manillar. Hacerlo sonar es tan sencillo como presionar la pelota. Cuando llegues a tu destino (si dejas la bici en la calle), solo tienes que desabrocharlo y guardarlo en tu bolso o mochila. ¡No ocupa nada y evitas que acabe en las manos equivocadas! Pero la peculiaridad de este timbre no acaba aquí: cada vez que quites o pongas el timbre en su soporte, ¡cambia su sonido! Así puedes seleccionar el que más te guste.

Y tú, ¿con qué timbre para bicicleta te quedas? ¿Potente, artesanal o magnético? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.